El Cholo, Griezmann, la directiva y los engañados

"Los rumores son infundados, soy colchonero". Antoine Griezmann

0
Alavés 0-0 Atlético de Madrid

Acabó ya la temprada para el Atleti, y como es normal por estas fechas, se comienza a hablar de rumores más o menos infundados sobre salidas y fichajes. Esta vez, el inicio del verano futbolístico en el Atleti lo ha marcado Antoine Griezmann.

El Cholo y Griezmann

Todo parecía seguro en cuanto a la continuidad del francés en el club colchonero. Había llegado incluso a menospreciar públicamente a un periodista que le había preguntado por su futuro no hace mucho. En cada declaración o entrevista que hacía no dejaba ni un hueco para que se colase la duda sobre su posible salida. Pero de repente, el francés se fue de vacaciones a su país el lunes pasado, y allí concedió dos entrevistas que revolucionaron todo. Cada una se resume en una frase: “de 1 a 10 estoy en 6 de irme al Manchester” y “estoy listo para salir del Atleti”. Nadie entendía nada. El jugador más importante de la plantilla rojiblanca no solo rompía con su línea de pensamiento y declaraciones de los últimos meses si no que daba a entender que estaba más fuera que dentro. Muchas fueron las teorías de este repentino cambio de opinión: el dinero de Inglaterra, presión a la directiva para mejorar su contrato, necesidad de hacer más caja por parte del club… Otro cosa que llamaba la atención era como el Cholo podía aceptar la marcha de su mejor jugador. Una de las condiciones básicas del técnico argentino para continuar era que se mejorase la plantilla. En este aspecto, solo cabía una posible explicación: Diego Costa. El hispano-brasileño finalmente no se marchará a China, y todo el mundo conoce su deseo de volver a estar en el Atleti a las órdenes del Cholo y el deseo del Cholo de que vuelva. Sabe el argentino que un 9 de garantías es fundamental en su esquema, y su preferido es Diego Costa. Parecía lógico por tanto pensar que Simeone solo aceptaría la marcha de Griezmann si a cambio le traían lo que lleva ya tres años pidiendo.

La directiva y los engañados

Y en esas estábamos ayer, pensando en como la directiva convencería de la marcha de Antoine al Cholo y a la afición (aunque esta útlima es, por desgracia, mucho más fácil de convencer de cualquier cosa, como veremos más adente), cuando el francés daba una nueva vuelta de tuerca al asunto publicando un tweet en el que se declaraba “colchonero” y tildaba los rumores sobre su salida de “totalmente infundados”. ¿Entonces? ¿Por qué este nuevo giro en las declaraciones? Sinceramente, solo cabe una explicación. Y es aquí donde entra la directiva. Comencemos por el principio. TAS mediante, el club tendrá seguramente durante este verano el presupuesto más alto de su historia para fichajes. Empezando por la venta de jugadores (dinero que en teoría debería ir casi íntegro para fichar), va a sumar casi 100 millones de euros: 20 millones ha pagado ya el Oporto por Oliver. Entre 25 y 30 pagará el Madrid (o el Barça) por Theo, y se espera recuperar como mínimo el dinero invertido en Gameiro que fueron alrededor de 35. Y seguro que alguna salida más habrá. A todo esto hay que añadir diversos factores que apuntan aún con mas vehemencia a que el presupuesto para fichajes de este verano será muy alto: la liquidación por fin de la deuda, el dinero ganado en Champions, el aumento de ingresos televisivos y la supuesta panacea económica que en teoría conlleva el traslado al Metropolitano. Con todo esto, se presentaba un verano complicado para la directiva. ¿Por qué? Porque con todo esto que acabamos de describir es muy difícil justificar que la directiva niegue un verano más al Cholo los fichajes top que pide el técnico argentino para seguir creciendo. Y que nadie tenga la más mínima duda de que se los negarán. Pero, como decíamos, necesitaban una justificación. Y esa justificación era Antoine Griezmann. Y por todo ello se ha montado desde el propio club la pantomima de estos últimos días con el francés. El plan era claro: Griezmann amaga pública y claramente con irse. Se le renueva el contrato con la consiguiente mejora económica (más que merecida, por cierto) y finalmente se queda. La directiva vende a la afición el humo de que no puede realizar fichajes de categoría porque ha tenido que mejorar el contrato del francés. Fin del plan. Y ahora entra en escena el último factor al que apuntábamos en el titular, y el más lamentable de todos seguramente ¿A quién conseguirán engañar con este teatrillo? Pues a los que se quieren engañar. A los que todavía ven al Atleti como el club que fue hace 40 años y no en lo que se convirtió (o mejor dicho, en lo que le convirtieron), por desgracia, en los últimos 30. A los que niegan la realidad de que desde la llegaba del Cholo el club no ha gastado un solo euro en fichajes, sino que ha recuperado 8 millones (más lo que saque este verano). En definitiva, solo engañarán a los ya engañados. Y esa es la gran desgracia de este Atleti que esta viviendo su época de mayor grandeza deportiva de sus últimos 40 años de historia. La desgracia es que cuando se vaya el Cholo no se aprovechará la ola ganadora que él ha generado para consolidar la posición del club entre los 5 mejores de Europa. Y sabemos que no se consolidará porque ese es un trabajo que se tendría que estar haciendo desde hace años, y que no se está haciendo. No se hizo cuando se vendió a Falcao por 50 millones de euros y se fichó por 2 a Villa para sustituirle, por mucho que el Cholo se inventase a Digo Costa y se ganase la liga. No se hizo cuando se pudo haber traído de vuelta a Diego Costa tanto en el verano de 2015 como en el de 2016 y en su lugar se trajo a Jackson y a Gameiro. No se ha hecho cuando verano tras verano la directiva se ha dedicado a fichar, por menos valor de por lo que vendía, a jugadores que eran una incóginta, jugadores sin experiencia en equipos de primer nivel que unas veces funcionan más o menos, pero que otras veces (cada vez más) salen rana. El Cholo, la afición y esa historia rojiblanca de la que muchos se llenan la boca a hablar, se merecen de una vez por todas que la directiva este a su altura. Por desgracia, salvo los engañados, todos sabemos que no lo estarán.

COMPARTIR
Artículo anteriorOrgullosos de seguir creyendo
Salvador Clemente
Aparte de gran atlético (fijo en todos los partidos en casa y alguno que otro fuera), cholista hasta la médula y aficionado al fútbol en general.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here