A veces el rival es mejor

"La victoria del Chelsea fue justa. Jugaron mejor" - Simeone

0
Atlético Chelsea Juanfran Griezmann

Siempre hay una primera vez. Un primer gol en contra en el Metropolitano, una primera derrota en el nuevo estadio y en la temporada. Una primera derrota en la Champions que, al contrario de lo que sucediera la pasada temporada, esta vez no llega demasiado tarde. Hay que perder un partido en la fase de grupos, quitarse el estigma de “equipo invicto” que tanta presión pone sobre los nuestros y afrontar la Ligad de Campeones como lo que es: un reto difícil, complicado, que si se quiere ganar habrá que llorar sangre para hacerlo. Igual perder ese partido en la primera jornada en casa y en el último minuto no es la mejore manera de hacerlo, pero nos da margen para levantarnos y rehacernos. Y lo cierto es que, aunque fuese dolorosa la manera de caer, anoche merecimos hacerlo.

O quizá fue más que el Chelsea mereció ganar. Lo cierto en cualquier caso es que el Metropolitano fue testigo anoche de cómo un centro del campo inglés se comía a un centro del campo español, algo que rara vez se ve. Entre Kanté, Bakayoko y Cesc se comieron a Koke, Saúl y Thomas. EL ghanés fue de hecho el único de los tres que aguantó el tipo, al menos hasta que vio la amarilla. Los dos españoles sin embargo se vieron siempre superados, siempre presionados por alguien cuando recibían el balón. Pérdida tras pérdida, jugada tras jugada, parecía haber un espacio excesivo entre nuestras líneas y nuestros jugadores y un espacio excesivamente pequeño entre los suyos. Ni unos Griezmann y Carrasco fallones ni un Correa desaparecido mantenían el tipo. Sólo un gran Godín era capaz de estar a la altura del ritmo y el partido que marcaba el Chelsea.

Y sin embargo nos pusimos 0-1. De penalty, eso sí. DE un penalty de esos que son pero que nunca se pitan, lo cual acabamos pagando. Marcó Griezmann y el árbitro a partir de ahí llevó a cabo una dura tarea de compensación sacando tarjeta a todo aquel atlético que osara tocar a un jugador blue. El tal Çakir es tan malo y se hace tantos aspavientos que es probable que lo veamos arbitrar muchas más finales de Champions, Eurocopas y Mundiales. Pero en cualquier caso no sería él el culpable de la derrota ni mucho menos.

El culpable fue el Chelsea y fue Antonio Conte. Fueron mejores. Nada más. Y aun así sólo fueron capaces de ganarnos en la última jornada. Son muchos los atléticos que volvieron  a sacar su victimismo a pasear, ese “ya te lo decía yo” que gustan de pronunciar cada vez que el equipo del Cholo tiene un traspiés. Obvian que los muchachos de Simeone nos han demostrado una y otra vez que por cada golpe que les intenta tumbar acaban asestando dos que les suben de nuevo a la cima. El que a estas alturas no tenga fe en el Cholo quizá debería ponerse unos cuantos vídeos de la era Aguirre o de la era Manzano para disfrutar de lo que era el Atleti antes de 2012.

Se perdió, pero hay tiempo para reaccionar. No afecta a nuestras aspiraciones en Liga, el grupo de Champions sigue siendo accesible (ya hemos visitado Roma, no olvidemos) y ya está solventado el dilema del cuándo llegaría la primera derrota en el Metropolitano. De los golpes se aprende, y este, cuando se reposa,, no es tan duro como pudo parecer anoche. Mirémoslo por el lado bueno, si no hubiésemos perdido hoy no seríamos portada de los principales panfletos madridistas. Eso tiene su valor. Ahora toca creer en estos muchachos. Quien prefiera fijarse en el partido ante el Chelsea antes que en el del sábado con el Sevilla para formar su opinión está en su derecho, pero que se calle, que no moleste. El que no crea que se baje.

COMPARTIR
Artículo anteriorEstreno europeo
Artículo siguienteAl asalto de Butarque
Guillermo Valiente

Redactor de cholismo y fiel seguidor del Atlético de Madrid. Abonado desde el 1994 y perteneciente a la generación del doblete. Primero el atleti y después el resto. Su dureza dureza tanto dentro como fuera del campo recuerda a la de Bruce Harper.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here