Todo hecho a falta de la despedida

"En octubre nos daban fuera de todo" - Diego Pablo Simeone

0
Real Betis Atlético de Madrid Savic

Hace no tanto clasificarse para la previa de la Champions era lo más cerca que los atléticos nos sentíamos a celebrar un título. Algo que sucedía en años alternos y siempre arañando puntos en las últimas jornadas y merced a remontadas épicas más pasionales que futbolísticas. Ahora no. Ahora casi se da por hecho que lo mínimo que se ha de esperar del Atleti es un tercer puesto, y Simeone se ha empeñado en hacer de ese mínimo tradición. Ayer, en un partido insulso y sin historia, los nuestros certificaron una nueva clasificación directa para Champions. No ver esto como un éxito es haber olvidado lo que éramos antes del Cholo, antes de volver a ser grandes, antes de recuperar la historia perdida.

Como decíamos, el partido tuvo poca historia. Al Betis le valía con que la hinchada no se les echase encima y a los nuestros con el empate les acabaría hasta sobrando, teniendo en cuenta que el Sevilla salió derrotado del Bernabéu. El resultado fue en encuentro en el que, salvando 15 minutos en cada parte, parecía haberse firmado un pacto de no agresión. Sólo una gran volea de Ceballos y un gol de Savic tras mano previa de Saúl pusieron algo de picante sobre el verde. Manda narices, eso sí, que para que nos den un gol ilegal por bueno tenga que ser un gol irrelevante.

Así, con el objetivo cumplido, se viene un día festivo en el último partido que vivirá el Calderón con el Atleti sobre el campo. Nuestro club padre visitará el próximo domingo nuestro templo en lo que había sido un detalle de LaLiga (no se acostumbren), haciendo que la despedida del Manzanares fuese tan simbólica como el enfrentamiento entre dos históricos hermanados. Sin embargo tuvo que llegar la Federación y los tontos del palco para quitar todo romanticismo y simbología a la despedida del estadio y celebrar la final de Copa en nuestra casa.

Pero allí estaremos este domingo, diciendo adiós a este viejo amigo. La única casa que muchos de nosotros hemos conocido y en la que hemos pasado duros y gloriosos momentos. Para el que esto escribe, y para muchos de los que lo visitan cada 15 días, el Estadio Vicente calderón muere este domingo. Muere no en la mejor temporada posible, pero sí en el mejor camino. Con el Cholo al mando el Metropolitano tiene asegurado un buen comienzo, sólo queda que los que mandan hagan una labor acorde.

COMPARTIR
Artículo anteriorTras la tormenta, un último pasito
Artículo siguienteHasta siempre amigo
Guillermo Valiente
Redactor de cholismo y fiel seguidor del Atlético de Madrid. Abonado desde el 1994 y perteneciente a la generación del doblete. Primero el atleti y después el resto. Su dureza dureza tanto dentro como fuera del campo recuerda a la de Bruce Harper.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here