Griezmann asegura los seis puntos

"A mí la frase de la mesa no me dice nada, pero Griezmann fue el mejor" Simeone

0

Se presumía el del Brujas en casa como el partido más sencillo de la fase de grupos. Quizá por eso propuso el Cholo una suerte de experimento o quizá fue para facilitar la inclusión de Arias más como carrilero que como lateral. Fuese como fuese lo cierto es que el Atleti saltó al campo con tres centrales y Saúl y el propio Arias como dueños de toda la banda. La idea duró 45 minutos, merced a la lesión de Giménez al descanso que daría entrada a Filipe, y acabó dejando paso a una formación más clásica que consiguió un dominio que la primera no fue de atesorar.

Y es que, al contrario de lo que esperaría el Cholo, el Atleti perdió más que ganó control en el centro del campo. Quedño claro que dicha disposición táctica es un trabajo en proceso y, probablemente, anoche fuese la noche para seguir avanzando en él más que una primera ronda de copa con medio equipo formado por canteranos. Lo malo es que en el MEtropolitano la paciencia y el dejar hacer a un entrenador que nos ha dado los años de mayor gloria de nuestra historia no es la tónica general. Si bien es cierto que el espíritu del Calderón parece empezar a pasearse por San Blas, se siguen oyendo los plañidos de los que sólo aceptan ir ganando 3-0 al descanso. Pero se les oye menos, cada vez menos.

El caso es que el Atleti debía ir ganando 1-0 cuando pitó el árbitro de no ser porque a un jugador del Brujas se le ocurrió meter el gol de su vida. Así, tras el descanso y la entra de Filipe el Atleti se propuso hacer olvidar fantasmas del Qarabag. Costa se reventó, literalemente, a abrir huecos en la defensa por los que intentaban colarse los Lemar, Griezmann y Correa. Y sería Antoine, como en la primera parte, el que acabase marcando el gol que ponía el 2-1 en el marcador y, a la postre, inventándose una jugada para darle a Koke el 3-1. Y es que el francés empezó flojo el año pero está entrando en velocidad de crucero. No juega mal el Atleti, pero cuando el balón está en los pies del 7 coge otro aire, otra velocidad.

Así pues, llegamos al doble enfrentamiento contra el Dortmund con los seis puntos en juego en nuestro bolsillo. Llegamos con más cohesión y juego de lo que algunos quieren creerse. Lemar es cada vez más jugador cholista, Thomas empiece a entrar en la dinámica, Rodrigo ya sabe colocarse donde debe, Koke sigue siendo el pegamento del centro del campo y atrás dejan de suceder tonterías. El Atleti mejora como debe, paso a paso, partido a partido. Igual no ganamos todos los partidos 3-0 al descanso, pero no nos hace falta. Nunca hizo falta.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here