Fútbol y Champions de verdad

0
leicester-atletico-carrasco-saul-koke

Atleti y Leicester nos regalaron anoche un partido puro, de auténtico fútbol. Un partido en el que cada minuto fue peleado intensamente cara de perro, un partido que dignifica a la Champions y dignifica a este deporte. La capacidad de sufrimiento atlética y la fe y entrega fox dejaron unos cuartos de final estéticamente sencillos pero emocionalmente apabullantes. Todo ello para dar con un Atleti en semifinales de Champions por tercera vez en cuatro años.

Saúl y las escobas

De nuevo fue Saúl el encargado de hacer el gol decisivo de la eliminatoria. El idilio del ilicitano con la Champions empieza a alcanzar niveles sobrenaturales toda vez que potencia su capacidad goleadora cuando llega la fase de eliminatorias. Ayer fue un centro de Filipe al segundo palo el que enganchó el 8 con los dos pies en suelo, como si estuviese en un entrenamiento, para cruzarla al palo contrario y poner el 0-1 en Leicester. Hasta ahí el plan del Cholo se había desarrollado a pedir de boca. Un plan que se apoyaba en la presencia de Giménez en el centro del campo. EL uruguayo volvió a hacer de escoba junto a Gabi recogiendo todo lo que pasaba por el centro del campo. No había balón suelto ni pelota dividida a la que no llegase José María o nuestro capitán.

Sin un nueve de referencia claro eran Carrasco y Griezmann los que se encargaban de desahogar el balón en cada salida atlética. El belga gambeteaba y buscaba la verticalidad en cada jugada mientras que el francés igual te ponía un pase al área pequeña contraria que te recuperaba un balón en la propia. Escandaloso lo de Antoine una vez más.

Segunda parte de ritmo

Y gestionado estaba el encuentro con un centro del campo cerrado y aguerrido que escudaba a la siempre férrea y sólida defensa atlética. Hasta la segunda parte. Dos cambios del Leicester y un cambio de actitud por parte de los ingleses dieron lugar a una segunda parte intensa y emotiva que se volvió si cabe más épica con sendas lesiones por parte de Juanfran y Filipe.

El gol de Vardy le puso pimienta al encuentro y la insistencia de los foxes se tornó en repetitiva. Los nuestros salían a la que podían pero en seguida se volvía a repetir el patrón de llegadas por banda y centros a los que respondía la cabeza o el tobillo de uno de los cuatro centrales que acabaron confirmando nuestra defensa. Por el ritmo de la segunda parte parecía que el Leicester estaba más cerca de las semifinales de lo que en realidad estuvo, e incluso transmitía esa verticalidad que estaban más cercanos al gol de lo que los nuestros en realidad les dejaron.

Acabó el partido sin más, con el 1-1 final dando lugar a que el Atleti volviese a las semifinales de la Champions por segundo año consecutivo. Tras un partido que asumió la responsabilidad de homenajear al fútbol en esta turbia Champions League enfrentando a los que, probablemente, hayan dado lugar a dos de las pocas sorpresas que se han producido en el fútbol europeo en los últimos años (mucho más excéntrica la gesta del Leicester la pasada temporada, no cabe duda). Seguimos pues soñando, el Cholo se empeña en renovar las ilusiones de todos los atléticos año tras año, golpe tras golpe.

COMPARTIR
Artículo anteriorUn pasito hacia las semis
Artículo siguientePrimero la liga
Guillermo Valiente

Redactor de cholismo y fiel seguidor del Atlético de Madrid. Abonado desde el 1994 y perteneciente a la generación del doblete. Primero el atleti y después el resto. Su dureza dureza tanto dentro como fuera del campo recuerda a la de Bruce Harper.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here