Ganar para empezar a soñar

Crónica del R. Madrid 2 At. Madrid 4

0

Llevan años intentando enterrar el Cholismo, pero la convicción de este cuerpo técnico en que si se trabaja, se puede, han vuelto a crear un nuevo Atleti campeón. El Atleti del Cholo pasó más de tres años sin ganar un título entre 2014 y 2018, pero durante ese tiempo no dejó de competir, no dejó de creer, y por eso ayer volvió a ganar un título más, y de nuevo, contra el Real Madrid.

Somos plenamente conscientes que es una Supercopa de Europa, que es un título que se juega en agosto y que no es título ‘’mayor’’, pero es un título que nos permite soñar con cosas grandes para lo que viene por delante. Muchos intentarán ahora que nos confiemos, que dejemos de pensar en el partido a partido, pero por suerte, nuestro Cholo no lo va a permitir.

EL AUSENTE Y LAS NUEVAS CARAS

Y sí, fue la primera final de la era Cholo sin nuestro capitán, sin nuestro querido Gabi. Se hizo extraño no verle en el verde con sus cuatro pulmones dejándose la vida por cada palmo de terreno. Seguro que Gabi vio el partido con su camiseta puesta y vibrando con la final que le hubiera encantado jugar. Porque Gabi es el Atleti, y Gabi sabía que está final ‘’menor’’ significaba mucho para el progreso de este equipo.

En el once inicial hubo cierta sorpresa, porque de todos es bien sabido que a los nuevos fichajes les cuesta entrar en la dinámica del Cholo. Y sin embargo ayer salió de inicio con dos nuevos. Rodri, que con el 14 a la espalda, hizo un partido digno de la veteranía de Gabi en el medio y Lemar, que fue junto a Diego Costa de lo mejor del Atleti, el francés juega por toda la zona ofensiva del campo, es descarado y tiró del equipo en momentos delicados del encuentro. Son dos fichajes que pintan muy bien.

LOS 90 MINUTOS

El partido fue intenso, se jugó a un ritmo alto en todo momento. Diego Costa fue el primero en demostrarlo, no necesitó ni un minuto para mostrar su superioridad ante Ramos y Varane y perforar la portería de Keylor con un misilazo al primer palo. El Madrid empató mediada la primera parte con un gran pase de Bale a la espalda de Savic donde Benzemá remató a la red. La primera parte no dio mucho más, mucha igualdad entre ambos y un 1-1 justo.

La segunda parte fue similar, solo que esta vez el Madrid golpeó primero con un penalti absurdo por mano de Juanfran tras forcejear con Benzema. Diego Costa devolvería la igualdad al marcador tras una buena jugada de Correa que le asistió para que empujara. El Atleti estaba mejor, pero la prorroga parecía inevitable.

LA PRÓRROGA

El Madrid salió mandando, aunque sin peligro, parecía que dominaban, pero Atleti esperaba su momento agazapado, como solo los del Cholo saben. Los madridistas se frotaban las manos pensando que los rojiblancos se habían quedado sin gasolina. Pero ni mucho menos, el equipo sabía sobradamente lo que tenía que hacer: salida rápida y presión alta. Y así golpeó primero Saúl con una soberbia volea y después Koke para cerrar el partido y ganar la Supercopa.

El Madrid tras los dos varapalos cayó hundido sin mostrar ningún atisbo de reacción. Y el Atleti siguiendo los comandos de Koke: ‘’¡juntos, juntos!’’ cerró una final más del mejor Atlético de Madrid de la historia.

GODÍN, NUESTRO CAPITÁN

La foto de campeones nos deja una nueva imagen para la historia. Un nuevo capitán levantando un nuevo título, y quién mejor que el hombre que nos hizo volver a ganar una Liga en el Camp Nou. El uruguayo, el faraón, nuestro nuevo líder en el campo, la nueva imagen a seguir para los futuros capitanes Koke y Saúl. El Cholismo corre por sus venas, y con él estamos seguros de que tocaremos el cielo de nuevo.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here