Koke al United, Courtois al Barça y mi padre al Fuengirola

Las tonterías de la prensa seria

0
Courtois en un partido lluvioso

Es complicado, tiene que serlo, llenar un periódico deportivo todos los días. No hay tantas noticias como para mantener un ritmo como el que llevan nuestros amigos de la prensa hegemónica. Por eso no hay que sorprenderse por la irrelevancia de las supuestas exclusivas que nos regalan cada mañana. Es habitual encontrarse desde unas líneas que nos explican dónde llevará la raya del peinado cierto jugador portugués hasta una entrevista en profundidad con el suplente del portero del Castilla.

Uno se imagina reuniones en grandes mesas con los jefes de redacción de esos medios en los que se debaten qué irá en las páginas del día siguiente. Debe ser duro. Y más en Navidades. Con los jugadores de vacaciones y las cenas de empresa alterando la percepción de la realidad, esta es la época de las grandes tonterías. De debates absurdos sobre el Balón de Oro y de fichajes imaginados en medio de la euforia etílica.

No hay que enfadarse por lo tanto cuando uno se encuentra que, según los periodistas serios, media plantilla del Atleti abandonará el equipo en este mercado de invierno y la otra mitad lo hará en julio. Evidentemente es mentira. Koke no se va a ir al Manchester United. No disponemos de un contacto con su representante ni hemos llamado a David Moyes. Pero sabemos dos cosas: Koke es del Atleti y no es imbécil. No va abandonar un club, que es su club, su equipo, que marcha primero en la Liga española por otro que está haciendo el ridículo por la mitad de la tabla de la Premier. Por mucho que a los de los despachos les guste el sonido del dinero al caer en sus bolsillos, eso no va a pasar este enero.

O lo de Courtois. Ya sabemos que este es el último año que puede jugar cedido en el Atleti, ya sabemos que para ficharlo habría que soltar una millonada en verano que los que mandan dificilmente estén dispuestos a soñar. ¿Pero hay que contarnos eso ahora? ¿De verdad el Barça está negociando con el belga? De nuevo, en Cholismo.com no tenemos línea directa con las oficinas de ningún club ni hemos cenado jamás con un representante. Pero sabemos que en dos semanas jugamos contra el Barcelona. Sabemos que todos los años cuando nos toca enfrentarnos contra estos ladrones, o contra los otros que van de blanco, de repente parece que nuestros jugadores tienen la cabeza en otro sitio, han firmado precontratos con otros clubes o su representante se ha sentado a comer con el hermano del entrenador del filial del Rubin Kazan. Courtois se irá o se quedará, pero resulta irrelevante a seis meses vista que nos cuenten estos cuentos, a no ser que lo hagan de manera interesada, para desestabilizar al equipo que molesta ahí arriba.

Si esto fuese Inglaterra no habría prensa deportiva diaria. No habría gente rompiéndose la cabeza para ver cómo se rellenan 40 páginas sobre fútbol cuando no hay fútbol. Si esto fuese Inglaterra habría fútbol y estaríamos hablando de fútbol. Aunque lo cierto es que tampoco cuando hay fútbol se habla demasiado de fútbol en esas páginas. Porque, amigos, el Balón de Oro no es fútbol, es un premio individual en un deporte colectivo dado según opiniones y no según evaluación empírica. Tampoco es fútbol la rotonda de enfrente de Valdebebas ni las opiniones de un constructor que se cree el Papa.

Pero hay que aceptar que esto es España. Que nos venden lo que dice que quiere la gente aunque la gente no pueda comprar otra cosa. Los aficionados atléticos ya hemos entendido de qué va esto. Y parece que los jugadores también. El Cholo ha conseguido un grupo fuerte física y mentalmente, que no se deja influenciar por opiniones interesadas y falacias evidentes. En otro tiempo no fue así, los nuestros se dejaban engatusar por cantos de sirena, hacían caso a preguntas sobre futuros posibles y universos alternativos. Ahora no, ahora la mente de los nuestros se centra en una cosa, en el partido del Málaga. Lo que pase en el mercado de invierno, que no pasará nada, no importa. Lo que pase en verano, pues pasará en verano. Ya es tarde para pedirles a los grandes medios que nos dejen en paz, que para decir tonterías mejor no nos saquen en su páginas como hacían antes. Para eso habría que estar en Inglaterra y ya se sabe: Spain is different.

PD.: Podríamos haber comentado también el anunciado fichaje de Diego Costa por el Chelsea (¿O era el Borussia?) pero hasta la absurdez tiene límites.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here