Milano trema (Milán tiembla)

"No sé quién es Muntari, no lo conozco" -Gabi Fernández, Capitán

0
Muntari Milán

Ahora (bueno, en febrero) empieza la Champions de verdad. Unos octavos de final contra el Milan son unos octavos de final de verdad. Los rossoneri llegan en horas bajas, con un centro del campo y una defensa que hace aguas por todos lados, con una delantera que sencillamente pasa de jugar al fútbol y en una situación institucional que nada tiene que envidiar al Atleti pre-Cholo. Sin confianzas pero con confianza. Nos gusta esta eliminatoria.

Sulley Muntari, antigua joven promesa y actual vieja gloria, decía la semana pasada que quería al Atleti en octavos, que le parecía el rival más flojo: deseo concedido. Es lo que tienen los deseos, que a veces se cumplen. Y Muntari estará pensando ahora que en qué momento diría tamaña sandez. No decimos que les vayamos a revolcar, pero si alguien tiene derecho a vender pieles de osos aún por cazar seríamos nosotros, aunque no lo vamos a hacer. Tocará luchar, por supuesto, tocará sufrir, cómo no, pero vamos sin miedo, a por todas.

Como dejó claro nuestro capitán, el conjunto lombardo es quizá, de los del segundo bombo, el que mejor nos venía. El juego pausado y trotón de los de Allegri lo va a pasar mal con la intensidad cholista. Al habitual ritmo lento de la Serie A, el Milan de este año le ha restado velocidad y da auténtica vergüenza verlos deambular de campo en campo, de humillación en humillación.

Pero no nos engañemos, sigue siendo el Milan. El equipo de Berlusconi sigue teniendo la estrella. Esa estrella que le hizo empatar con uno menos contra el Ajax y, así, clasificarse para cuartos. La misma estrella que hizo que los italianos parecieran un equipo en los dos enfrentamientos contra el Barça en la fase de grupos. Y esa estrella, esa misma estrella, podría mandarnos para casa en octavos de final. Mucho cuidado.

En cualquier caso, habrá que esperar hasta febrero. Quién sabe cómo estarán ellos para entonces. Quizá Allegri ya no sea su entrenador, quizá hayan fichado a alguien en enero, quizá a Balotelli, Robinho y amigos les apetezca jugar al fútbol, o quizá, quién sabe, Muntari se haya metido para entonces debajo de su cama y se niegue a salir. Muchos ‘quizás’ a dos meses vista que se irán aclarando. Hipótesis que para el Cholo no son tal. Porque el Cholismo trabaja con certezas, el Cholismo no duda. Le toca a Italia aprenderlo, le toca al Milan. Rossoneri, vi speriamo.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here