Milinko Pantic, el perfecto lanzador de faltas y córners

Los goles de la leyenda atlética

0

Milinko Pantic (1966) es uno de los mitos del Atlético de Madrid, procendente del Panionios NFC, llegó a la ribera del Manzanares en el verano de 1995.

Un polémico fichaje, que según cuenta la leyenda tuvo que ser el propio Radomir Antic quien pagase 30 millones de pesetas de su bolsillo para su fichaje. Historias a parte, lo cierto es que el jugador nacido en la antigua Yugoslavia llegó por la puerta de atrás al club colchonero.

Vistió la elástica rojiblanca durante 3 años, tiempo suficiente para ganarse a toda la afición atlética. En su primera temporada fue el gran portagonista del doblete, sobre todo por su talento a balón parado. Desde entonces, en uno de los córnes del fondo sur del Vicente Calderón se coloca un ramo de flores todos los partidos en su honor. Formó parte de uno de los once titulares que ha pasado a la historia del club: Molina, Geli, Toni, Santi, Solozábal, Vizcaíno, Simeone, Caminero, Pantic, Kiko y Penev.

El perfecto lanzador de faltas marcó su gol más importante de cabeza en la final de la Copa del Rey

Paradójicamente, su gol más recordado lo marcó de cabeza, sería el tanto de la victoria en la final de la Copa del Rey contra el Barcelona en 1996 en Zaragoza. Un remate que fue inmortalizado en una estatua encargada por Jesús Gil que representaba la cabeza de Milinko Pantic.

Contra el Borussia Dormund firmó una obra maestra

Otro de los goles que pasó a la historia, esta vez por la belleza del mismo, fue el marcado frente al Borussia Dortmund. Una falta botada desde una las bandas sin apenas ángulo que terminó entrando tras golpear en el palo.

Su mejor partido lo firmó en la temporada 96-97 frente al Fútbol Club Barcelona de Ronaldo y Figo. Un encuentro donde Pantic marcó 4 goles pero que el Atlético de Madrid terminó perdiendo por 5-4.

Pese a sólo vestir de rojiblanco durante 3 temporadas, Milinko Pantic ha pasado a la historia del Atlético de Madrid como uno de los mejores tiradores de falta de toda la historia del club.  Un jugador que llegó al corazón de todos los atléticos, tanto por su fútbol como por su honradez.

En la actualidad Milinko ejerce de entrenador, todavía no ha dado el paso al primer nivel, pero ya ha formado parte del cuerpo técnico del filial del Atlético de Madrid.

 

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here