Oh capitán, mi capitán

0
gabi en rueda de prensa

Volvió en Valladolid la esencia del Cholismo. Los pucelanos pasaron 90 minutos sin siquiera rondar la portería del Atleti, mientras que los nuestros aprovecharon cualquier mínimo error para meter en un lío a la zaga blanquivioleta. Se retomó el fútbol solidario y de ritmo que había bajado el pistón en los últimos encuentros. La clave: Gabi vuelve a estar en forma.

Mucho se habla del aporte de Diego Costa, que también, pero cada vez se observa más claramente la importancia del capitán para este equipo. Había tenido un bajón físico, pero ayer se volvió a ver al Gabi de siempre, al que presiona, al que reparte, al que trabaja y al que crea. No es un medio centro al estilo de lo que ahora se lleva en nuestro país, lo es a la vieja usanza. El centro del campo es suyo, no sucede nada en la franja medular sin que el 14 tenga conocimiento de ello.

La importancia del dorsal, el 14, no es baladí. Empezamos a darnos cuenta de cuán digno heredero está siendo de tan insigne cifra. Gabi no es el Cholo pero sí lo es. Ese ‘aquí estoy yo’ común a los dos, el hacer invisibles las carencias por estar sometidas a las virtudes, la madurez futbolística, el dominio de los tempos, la lectura en clave guerrera de cada momento del partido…todo ello, y mucho más, hilvanan el hilo que conecta el que fuera el 14 del doblete con el 14 del retorno.

No se observa una devoción especial por parte de la hinchada, en cualquier caso, hacia Gabi. Es más una relación de entendimientos tácitos: no necesitamos reafirmarle porque no necesita ser reafirmado. Es el Cholismo en esencia. Es el todo de este equipo, no destaca pero no chirría. Ahora, el que se pone a observar a Gabi durante los 90 minutos acaba siendo de Gabi. No se deja nada ni abandona a nadie. Hace lo que tendrían que hacer otros sin queja, es su trabajo.

En definitiva, Gabi es el capitán que tiene que tener el Atleti. De la casa, canterano que marchó sin alardes y volvió sin estridencias, que sabe lo que es esto, que conoce el y al rojiblanco. Es el amigo callado que cuando habla sienta cátedra. El que defiende al compañero, el que riñe al que no se entrega. Es el Cholo ‘reloaded’. Es el capitán. Es nuestro capitán.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here