Orgullosos de seguir creyendo

Si bien la temporada pasada el lema era el “Nunca dejes de Creer”, ahora el “Orgullo” es la palabra que define esta temporada atlética.

1
Orgullosos atleti

Orgullo a ser el equipo menos goleado en fase de grupos, orgullo de un plantel que se levantó de un golpe tan duro como lo fue Milán, orgullo por seguir compitiendo cuando en noviembre nos daban por muertos, orgullo por esas semifinales de Copa y Champions y ese tercer puesto en liga. Los de fuera no lo pueden entender, pero nosotros, como Kiko Narváez, no nos cortamos las venas.

Esta fue una temporada complicadísima, le consta a Simeone, mientras la prensa se empeñó en hacerle creer que pensó salir del Atlético, Griezmann tuvo preacuerdos cada lunes con el United y las lesiones nos pasaron factura en momentos clave de la temporada.
Fue una temporada fantástica esta que termina, en la que no se pudo conseguir cantar el alirón para despedir al Calderón pero sí se consiguieron los objetivos del club. De campeones esa resurrección del equipo tras la semifinal de Copa ante el Barcelona para limpiar el cambio de escudo y el nombre del patrocinador del Nuevo Metropolitano.

En lo deportivo supimos contrarrestar la falta de gol con la solidez defensiva de siempre. Cuando Oblak se lesionó, Moyá estuvo a la altura de las circunstancias y exige jugar más, Correa nos rescató un punto del Camp Nou y tendría que disponer de más minutos sobre el verde del Metropolitano, Thomas refleja el trabajo de la cantera y Koke y Saúl han alcanzado la madurez futbolística siendo muy jóvenes todavía.

En la campaña el equipo se vio desfondado en momentos cruciales de partidos que nos costaron la eliminación de Copa y Champions y algunos puntos en Liga, es tranquilizante saber que por errores puntuales se perdieron puntos y no por diferencias abismales. Corrigiendo las primeras partes dudosas (llámese el primer tiempo contra el Barcelona o la ida contra el Madrid), estaremos más cerca de acabar la temporada a principios de junio.
Hay que volver a lo que somos, un equipo aguerrido en todo momento y contragolpeador en el momento indicado. Regresar a lo nuestro y sobre todo hacer contrataciones de jugadores con lo necesario para estar en el Atlético de Madrid.

Si tomamos en cuenta lo que ha sucedido en las últimas temporadas, el problema a solucionar no es responsabilidad de los jugadores, pasa porque se realicen buenos fichajes vendiendo a dos o tres hombres como Gaitán o Gameiro. Hace falta un recambio para Filipe Luis de garantías y un nueve de garantías, un jugador fuerte y con buen juego aéreo que sea un especialista de cara al gol, que permita a Griezmann jugar más relajado.

La próxima debe ser una temporada de unión más que nunca con el pasado, ahora que se escribe el nuevo futuro, debemos recordar las palabras de Kiko a Gabi, al Calderón y sobre todo ese “Ganar, ganar y volver a ganar” que nos trace el camino a una nueva final de Copa de Europa.

COMPARTIR
Artículo anteriorY se acabó
Artículo siguienteEl Cholo, Griezmann, la directiva y los engañados
Alejandro Prudencio
Soy mexicano, hincha del Atleti desde que conocí el futbol europeo y generalmente escribo artículos de opinión acerca de los partidos del Atleti.

1 COMENTARIO

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here