Inicio Noticias del Atlético de Madrid El (futuro) Oso del Escudo

El (futuro) Oso del Escudo

0
El (futuro) Oso del Escudo

A pesar del habitual resoplido que acompaña cada anuncio de convocatoria de la selección española, sí que es cierto que esta vez los atléticos tenemos motivo para congratularnos: Koke ya es internacional absoluto. Más allá de que sea una convocatoria irrelevante, por lo menos esta vez, y sin que sirva de precedente, se ha llamado a uno de los nuestros. Y no es Koke un cualquiera para la grada del Calderón, ni mucho menos.

Como jugador ha venido creciendo silenciosamente. Llegó a la primera plantilla como un medio centro trabajador, pero hemos ido descubriendo a un trequartista espectacular. El guante de su pierna derecha nos ha hecho ver jugadas a balón parado como no se recordaban desde que campaba por estos lares un tal Milinko Pantic. Ha ido ganando enjundia y relevancia en el juego del equipo. Toque de balón, garra y entrega se han ganado al Cholo y nos han ganado a todos los atléticos.

Como canterano ha sorprendido. Ha sorprendido porque, si bien esperábamos que llegase y se quedase, ni esperábamos que fuese tan rápido ni tan relevante. Quizás nos esperábamos un medio centro clase media, de esos que cuando salen bien, si el entrenador de turno tiene paciencia, se acaban asentando; o de esos que, de cesión en cesión, acaban disolviéndose o, con un poco de suerte, volviendo, ya como jugador hecho, para triunfar (veáse Gabi). Pero no se nos había avisado de que Koke podía ser lo que es, que podía ser el pilar sobre el que se asentase la línea ofensiva del concepto Cholista de fútbol.

Y como atlético es uno más, uno de los nuestros. Cuando acabas de ganar, tras 14 años sin hacerlo, a tu máximo rival; cuando además es en una final de Copa del Rey; cuando lo haces en la casa de ese máximo rival y cuando llevan vendiendo la piel de tu equipo antes de cazarte (para variar) durante dos meses; cuando sucede eso, y eres atlético de verdad, tienes que hacer algo épico, algo que perdure en la memoria de aquéllos conscientes del momento histórico que están viviendo. Y eso hizo Koke, agarró la bandera rojiblanca, marchó hacia el centro del campo y plantó nuestro estandarte, declaró al mundo que el territorio enemigo había sido conquistado. Eso sólo lo hace alquien que siente y sabe lo que significan estos colores.

Por todo lo anterior y, por supuesto, gracias a la confianza depositada en él por el ‘Cholo’, Koke va camino de convertirse en el Oso del escudo. El gesto del Centro Comercial de la Castellana podría ser suficiente para que dicho apelativo le fuese otorgado, pero tiene 21 años. Es el futuro, nuestro futuro. Si evitamos que la codicia de los elementos administrativos del club se interponga en su carrera como rojiblanco Koke será muy importante durante los próximos años, será la punta de lanza de la nueva generación de canteranos que deben protagonizar el fútbol colchonero de aquí en adelante (se llamen Óliver, Manquillo ,Saúl…). Koke, y el Cholo con él, enseñan un camino que debe ser el que sigamos de aquí en adelante: muchachos de la casa que entiendan y defiendan nuestro escudo, que lo respeten y lo amen, que sean el Oso.

Artículo anterior Llega el Guaje
Artículo siguiente Koke, presente y futuro
Guillermo Valiente
Redactor de cholismo y fiel seguidor del Atlético de Madrid. Abonado desde el 1994 y perteneciente a la generación del doblete. Primero el atleti y después el resto. Su dureza dureza tanto dentro como fuera del campo recuerda a la de Bruce Harper.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here