El liderato o la crisis

0
El liderato o la crisis

El partido de este sábado pone de manifiesto un nuevo síntoma de que este Atleti del Cholo se ha puesto al nivel de los grandes. El transtorno bipolar que afecta desde hace muchos años a Madrid y a Barça, ataca ahora también a los colchoneros. Una derrota o un empate contra el Valladolid sumiría al club del Manzanares en una profunda crisis (al menos de puertas para afuera), mientras que una victoria auparía a los rojiblancos al primer puesto de la clasificación al menos durante unas horas. De la crisis al liderato hay solo un gol de diferencia.

Courtois y Villa: héroes al rescate

Al rescate de este sesteante Atlético vienen Courtois y Villa. Casualmente (o no), los dos se han perdido los tres partidos consecutivos que ha perdido el Atleti en estos fatídicos diez días. Así, con las altas del belga y el asturiano, de nuevo el mediocentro será el quebradero de cabeza del Cholo. Mario todavía nota la inactividad, y con Tiago lesionado, la opción de Koke vuelve a ser la más apetecible. Además, ello permitiría dar entrada a Diego Ribas, aunque su rendimiento con Arda a su lado deja aún muchas dudas, por lo que Sosa o Raúl García cuentan también con opciones. En el Valladolid, JIM se trae todo lo que tiene, que no es mucho teniendo en cuenta las bajas de Jeffren, Óscar y Jesús Rueda. No parece suficiente como para asustar al mejor equipo de esta liga como local, pero viendo el rendimiento de los de Simeone en los últimos partidos, los pucelanos vienen con ganas de armarla.

Inyección de moral

Más allá de la trascendencia en la clasificación, lo cierto es que el Atleti del Cholo nunca había perdido tres partidos seguidos (sin marcar ningún gol además). Por ello, además de los tres puntos, lo que necesita la plantilla, cuerpo técnico y sobre todo la afición, es una inyección de moral. Más aún teniendo en cuenta lo que espera el miércoles: nada más y nada menos que la catedral del fútbol italiano. No solo se juega el Atleti el liderato o la crisis. Se juega recuperar la dinámica ganadora que hasta ahora siempre le había acompañado.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here