Inicio Noticias del Atlético de Madrid La muerte del ‘Pupas’

La muerte del ‘Pupas’

0
La muerte del ‘Pupas’

Corría el año 1974. Aquel maldito gol de Schwarzenbeck que Reina no consiguió detener forzó un partido de desempate que acabaría 4-0, y que llevaría la Copa de Europa que debió llegar al Calderón a las vitrinas del Bayern de Munich. Sería tras ese acontecimiento, ojo, tras caer en una final de Copa de Europa, cuando Vicente Calderón acuñaría el apodo que más daño a hecho al imaginario colectivo atlético: ‘El Pupas’.

Insistimos, el sobrenombre se puso tras caer en una final de la máxima competición continental. A los que no vivimos aquello, sin embargo, se nos ha contado otra historia, una verdad que no es tal. Desde los principales medios, e incluso desde la propia institución se nos ha dicho que la historia del Atleti es una historia de derrota, de fracaso. Bajo ese paragüas se han escudado los que se apropiaron de nuestro club de forma indebida para saquear nuestra institución y excusar las derrotas en una característica supuestamente intrínseca a la condición atlética. El que los últimos lustros nuestro amado club haya sido poco más que una agenia de compraventa de jugadores se debe precisamente a esa imagen proyectada desde los despachos y, desgraciadamente, aceptada como real entre el aficionado.

Mucha culpa de la identificación de los atléticos con la cultura de la derrota la tienen los medios hegemónicos. A través de sus páginas se nos ha convencido de la inevitabilidad del fracaso, del asumir con un encongimiento de hombros que esto es así, que esto es el Atleti. Nada más lejos de la realidad. Es una imagen intereseada. Creada a través de medios dirigidos por madridistas confesos, en los que escriben amiguetes más que periodistas, gente que se va de cena con aquellos a los que deben juzgar. Periodistas de palco y no de pie de campo. Si los que se supone que eran de los nuestros nos decían lo mismo que aquellos que nos desprecian, ¿cómo no íbamos a creernos la falacia, la historia falsa de un equipo que supuestamente está condenado al fracaso?

Esto era un bucle, una pescadilla que se mordía la cola. La imagen se retoalimentaba, crecía entre los aficionados al fútbol y a nuestro equipo esa concepción falsa de lo que es el Alteti. Nadie sabe hasta dónde hubiese llegado esto, en qué nos hubiésemos podido llegar a convertir de no ser por el desembarco en nuestras costas del capitán que enderezaría el rumbo de una flota condenada a perderse en los mares de la irrelevancia. La llegada del Cholo nos devolvió a la realidad, a los atléticos y a los interesados en la proyección del falso mito del ‘Pupas’.

El bofetón a la realidad que ha supuesto el advenimiento Cholista ha desempolvado los libros de historia. La época de la desilusión y el hastío ha dado paso a la de la esperanza y la ilusión, al hambre, a la grandeza. Y en ese retorno, en ese camino de vuelta a lo que en realidad fuimos, muchos son los atléticos que han despertado, los que se han dado cuenta de que esto, lo que ahora vivimos, el Imperio de Simeone, es lo que de verdad se corresponde con la historia de las rayas canallas.

Hemos entendido que la grandeza de la afición del Atleti no es que anima a pesar de que su equipo caiga con estrépito constantemente. Nuestra grandeza reside en que somos parte de la lucha, en que cuando se caiga, nosotros levantamos al equipo. Pero no somos idiotas, no nos gusta comulgar con ruedas de molino. Esa grandeza de la grada debe ser correspondida desde el campo. La historia del Atleti al final no es nada sin su afición, y ni su afición ni su historia son nada sin su equipo. Y ese es el mayor logro del Cholo, la conjunción de los tres pilares rojiblancos. Simeone ha mirado hacia atrás para mirar hacia delante, se ha girado hacia la grada para poder hablar a los del verde. Y así nos guía hacia la gloria, así nos devuelve a nuestro lugar. Así es como el Cholo acabó con el ‘Pupas’.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here