Regreso al futuro

0
Regreso al futuro

De nuevo es caprichoso el calendario. El próximo día 7 se cumplen dos años del estreno de Diego Pablo Simeone en un partido en el banquillo rojiblanco. Precisamente en el estadio de la Rosaleda. Aquel Atleti se encontraba a pocos puntos del descenso y en lo único que pensaba aquel día era en no pasar apuros para mantener la categoría. Este Atleti del Cholo piensa una jornada más en ponerse líder (esta vez haría falta milagro navideño del Elche en el Camp Nou) o, por lo menos, depender de sí mismo para ser campeón de invierno en la próxima jornada en el fortín que es el Vicente Calderón.

Las famosas bajas

La cantinela que hemos venido escuchando por parte de los supuestos entendidos del fútbol que no veían al Atleti luchando con la liga avanzada (primero dijeron octubre, luego noviembre, más tarde diciembre, y ahora después de Navidad) por el liderato, era que la plantilla rojiblanca no sería capaz de soportar las bajas cuando estas se sucedieran. Se olvidan de que el Atlético ha rotado y mucho en lo que va de temporada, y además esta es impecable. Mientras, otros, andan ya a cinco puntos de la cabeza, y todo ello a pesar de un par de victorias milagrosas en Valencia y otra corrupta e indigna de este deporte como la de Elche. Es decir, cinco puntos que pudieran ser el doble perfectamente. Pero tienen mejor plantilla. Pues vale. Ante el Málaga los del Cholo saldrán sin la elongación de este en el césped (Gabi), y sin el tercer máximo goleador del equipo y algo mas que genial revulsivo (Raúl García). Una nueva oportunidad para que los del Cholo, por enésima vez, callen unas cuantas bocas. La duda estará precisamente en el sustituto del capitán rojiblanco. Retrasar a Koke y dar la alternativa a Óliver sería la opción más arriesgada. Sustituirle por Guilavogui, la más acorde con el planteamiento que suele hacer el Cholo en partidos como visitante. Veremos. Por cierto, Juanfran, Filipe, Koke y Arda están al borde de la suspensión. Eso sí, si alguien piensa que a los jugadores o al entrenador colchonero les preocupa esto lo más mínimo es que conocen muy poquito a este equipo. Saldrán al cien por cien sin pensar ni en el partido del martes ni mucho menos en el de dentro de una semana.

Mientras el Málaga viene en una clara porgresión. Tras un duro comienzo con el desmantelamiento del equipo y la transformación del jeque en un nuevo Piterman, el equipo parecia abocado al caos. Pero Bernardo Schuster ha sido capaz de nuevo de sacar a flote a un equipo que iba directo al fracaso, y además sin traicionar sus creencias futbolísticas. Así, lleva sin perder en liga desde finales de noviembre (ante el Athletic), y ahora incluso se permite mirar a Europa. El único lunar del mes de diciembre malaguista fue la eliminación en copa, cuando parecía que esta estaba en la mano. Para este partido cuentan los de Schuster con la baja de Tissone por acumilación de tarjetas. Se espera el equipo habitual, con Portillo y Eliseu por bandas, seguramente el mayor peligro de los andaluces.

Regreso al futuro

Si alguno se pregunta cuanto tiempo dedicará Simeone a acordarse de aquel partido de hace dos años, yo le contesto: cero. Y es que, en la filosofía cholista del «partido a partido» no hay cabida para recordar tiempos pasados. Solo se piensa en el siguiente partido, no en uno de hace dos años. Tampoco en el de dentro de siete días. Solo el hoy y el mañana es lo que cuentan. Por tanto el regreso a Málaga será eso: un regreso al futuro.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here