Gana el Plan B, el de siempre

El Atlético visitaba el Molinón antes del transcendental partido de Champions. Un campo que se le resistía al Cholo en todas sus visitas, y eso a pesar de que tras el partido de hoy el Cholo se ha convertido en el mejor entrenador visitante tras 100 partidos jugados a domicilio.

0

El Atlético visitaba el Molinón antes del transcendental partido de Champions. Un campo que se le resistía al Cholo en todas sus visitas, y eso a pesar de que tras el partido de hoy el Cholo se ha convertido en el mejor entrenador visitante tras 100 partidos jugados a domicilio. El Sporting por su parte se jugaba una nueva final en casa.

PLAN A

La alineación con la comenzó el Atleti fue el clásico 1-4-4-2 con 2 extremos que viene usando Simeone mucho durante esta temporada, aunque sin mucho éxito. Carrasco y Correa ocupaban las bandas mientras Koke y gabi se encargaban de la creación.

Como viene siendo habitual cuando el Atleti arranca con ese esquema, el equipo tiene llegadas claras, pero también tiene muchas carencias en defensa, porque los de arriba no se sacrifican lo suficiente en defensa. Y cuando no se marca pronto, todo se complica aún más.

Arrancó bien el Atleti con una ocasión clara de Griezmann con un disparo desde fuera del área. Pero ahí murió la creación colchonera de los primeros 45 minutos. Porque el Sporting se hizo con el control del partido, aunque no consiguió atemorizar a la zaga rojiblanca. La primera parte acabó con un 0-0.

La segunda parte arrancó de ensueño para el Cholo, con una jugada ensayada de saque de centro. El niño peinó para dejarsela a Carrasco que entró en el área y la metió en la red tras el despeje del Pichu tras el primer disparo. 1-0, y el partido donde se quería.

El problema, es que este Atleti ya no es lo que era en defensa, sufre de continuos desajustes defensivos. Y en cuanto falla la concentración sufre mucho para no encajar. Y así pasó 2 minutos después, balón colgado al área, y Alvarez solo en el segundo palo chutó fuerte a la red para firmar el empate y hacer soñar a su parroquia.

A partir del empate el Atleti se descompuso, y pasó por unos minutos insulsos donde pudo encajar el segundo sin poder hacer nada para evitarlo.

PLAN B

Pero el Cholo ante la perdida del control del partido, sabiamente decidió recuperar el plan de siempre, lo que no falla. En el 62 entraron Saul y Gameiro por Correa y Torres. El equipo mejoró, aunque seguía sin encontrar claridad en sus llegadas. Y en el 68 entró Thomas por Carrasco, y ahí el Atleti volvió a ser el Atleti. 1-4-1-4-1 para ganar el partido.

Intensidad, presión, y dominio de los espacios. El Atleti volvió a mandar, volvió a robar y a ganar la segunda jugada. Y así ganó al Sporting hoy en el Molinón, con sus mejores virtudes, con lo que le ha hecho grande.

Tres zarpazos de Gameiro en 5 minutos sentenciaron el partido. Tres goles de 9, tres goles del delantero que necesita el Atleti para llegar lejos en Champions. El primero tras un pase majestuoso de Griezmann, regateó a Pichu y la metió para adentro. Los otros dos goles fuera de puro contraataque, robo en la salida de balón y balón buscando al francés que definió cruzado al palo largo en ambos casos.

El Atleti vuelve a meter presión al Sevilla en esa disputa por la tercera plaza, mientras empieza a seguir soñando con la próxima eliminatoria de Champions. Seguimos compitiendo.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here