Tiro al blanco (rojiblanco)

Parte de la prensa pasa al ataque directo

0
Si-yo-gano-nadie-me-alcanza

No nos engañemos. Que el Atleti esté donde está a estas alturas de la temporada roza lo milagroso. Y más aún teniendo en cuenta las diferencias con los dos grandes con quien compite. Como muy bien resumió Iñaki Díaz Guerra en su crónica del partido ante el Barça: «…pasada media Liga, si alguien debe estar orgulloso es el Atlético. Los otros dos (Madrid y Barça) hacen su trabajo; él hace milagros.» Y no es esta época en la que los milagros abunden. Es más, ahora lo que más gusta es que dos más dos sean siempre cuatro. Pero el fútbol nunca fue sólo matemáticas. Y ahora un equipo de fútbol se encarga de recordárselo a todo el mundo. Y claro, a gran parte de ese «todo el mundo» no les gusta que tiemblen los cimientos sobre los que descansan todos sus negocios y sus creencias. Y contestan. Y atacan. Y ante eso solo queda defenderse. Y para ello hace falta una gran fortaleza mental, que impida que perdamos de vista la realidad y caigamos en la trampa.

Simeone, el objetivo

Cuando se le pregunte cualquier aficionado colchonero, o aficionado al fútbol en general incluso, cual es el hombre clave de este Atlético de Madrid que sigue batiendo records, la respuesta será clara y casi unánime. Ni Diego Costa, ni Koke, ni Arda, ni Gabi… No. No salta al césped ese hombre cuando el partido va a iniciarse. Hay que buscarlo en el banquillo. El hombre clave de este Atlético de Madrid casi milagroso es Diego Pablo Simeone. No hay más que ver donde estaba el equipo cuando lo cogió y donde está ahora. Y los jugadores, salvo un par de retoques, son los mismos. Como decíamos, esto lo sabe casi todo el mundo. Los atléticos, los que no lo son, y a los que les amarga la vida ver al equipo rojiblanco en lo más alto. Así que estos últimos, que tontos no son aunque lo puedan parecer, tienen claro cual es el plan de actuación: tiro al blanco con el técnico argentino.

La última ha sido de risa. Un programa de culto de la televisión española, que tan bien y tan objetiva e independientemente informa a sus telespectadores, sacaba ayer un vídeo acusándo al Cholo de provocar al medio centenar de aficionados valencianistas celebrando efusivamente el gol de Raúl García, dirigiéndose hacia ellos y profiriendo insultos personales graves. Para demostrarlo, el vídeo mostraba al técnico colchonero en un plano medio con la vista vuelta hacia el fondo norte del Vicente Calderón. Uno esperaba ver al menos el típico cambio de plano sin cortes en esa dirección para intentar intuir hacia donde miraba exactamente. Pues no. Ahí se quedaba todo. Un plano corto del entrenador del Atleti mirando hacia el fondo norte de su estadio, donde había efectivamente 50 seguidores valencianistas… y miles de colchoneros. Ah, de los insultos ni rastro, por supuesto. Solo varios y prolongados «goooooool». Pero como lo de los insultos era insostenible, insistieron algunos «periodistas» en lo de que se dirigía a la afición del Valencia desplazada esa noche a Madrid, y le preguntaron a Simeone por el supesto incidente. La respuesta del técnico fue la única posible: «No, me dirigía para aquel lado, que justamente estaban ellos. Pero había un montón del Atlético». Digo yo que se podría haber entrevistado a alguno de esos aficionados supuestamente insultados a la salida del estadio. Por contrastar las fuentes y esas cosas… Pero claro, eso sería hacer periodismo deportivo de calidad, y está pasado de moda desde hace mucho en España.

Y es que cualquiera que vea los partidos del Atleti desde que está Simeone, y tenga un poquito de sentido común, sabe que esa supuesta provocación a los aficionados valencianistas era cuando menos improbable. Basten dos ejemplos: el gol de Arda Turan ante el Oporto en el que Simeone corrió a los brazos del Mono Burgos que le aupó durante varios segundos como si un niño de tres años se tratase, y el gol de Alderweireld ante el Sant Andreu, tras el que Patxi Salinas, entrenador de los catalanes, dijo que se sentía orgulloso de su equipo por como el Cholo había celebrado el gol con la eliminatoria ya resuelta una semana antes. Y es que hay cosas difíciles de entender para cierta gente. Los hay que estás preocupados de como celebrar los goles que de los goles en si. Otro no entienden que a algunos solo les importa profesionalmente que su equipo pierda o gane. Es sólo su trabajo. Pero para Simeone que Raúl García certifique el pase del Atlético de Madrid a cuartos de final de la Copa del Rey es mucho más que un asunto laboral. Por eso celebra los goles como los celebra, sin pensar si al dirigirse a un lado o a otro de su estadio se puede llegar a interpretar que está provocando a unas pocas de decenas de aficionados rivales.

El Atleti vuelve a ser grande… y a algunos les molesta

Pero hay que acostumbrarse. En el fondo todo esto tiene que llenar de orgullo a los aficionados atléticos. Es el claro síntoma de que el equipo vuelve a ser grande. De que vuelve a pelear por todo y contra todos. De que comienza a preocupar a los poderosos que hasta ahora se repartían el pastel sin dejar comer a los demás. Ahora resulta que un equipo no invitado ha dado un puñetazo encima de la mesa y se ha sentado a la misma. Y no tiene pinta de que se quiera ir. Así que hay que intentar hacer todo lo posible para que los de siempre puedan seguir hartándose y el resto se sigan muriendo de hambre entre impagos, ventas de futbolistas, deudas y leyes concursales. Y para ello ahora se les ha ocurrido lanzar basura contra la punta de lanza de ese club que amenaza con romper el injusto statu quo de nuestro fútbol. Y la primera chorrada que se les ha ocurrido ha sido esta. Bueno, quizá estaba equivocado con lo de que no son tontos… pero peores son los que se creen toda esta bazofia y la esparcen por ahí. Como decían en aquella mítica película: «¿Quién es más tonto, el tonto o el que sigue al tonto?»

¿El Atleti líder? Prepárense

No quiero ni imaginarme lo que podría pasar si el Atlético de Madrid tiene el osado atrevimiento de ponerse líder de la liga en algún momento. Pero conociendo a esta gente y su perturbada mente, me atrevo a hacer las siguientes conjeturas en el caso de que los rojiblancos cometan la desfachatez de ponerse primeros en la clasificación. Estás son las tres noticias que creo que tienen más posibilidades de «saltar» a los medios esa misma semana en la que los del Cholo miren por el retrovisor a los que para algunos son los dos únicos equipos que tienen derecho a salir campeón:

  • Peter Lim compra el Valencia… y también el Atlético de Madrid, convirtiendo a este último en filial del primero. Por tanto el Atleti baja automáticamente a segunda, y sin posibilidad de ascenso, al ser filial, claro. Sus jugadores más importantes pasarán la temporada que viene al «primer equipo», es decir, al Valencia C.F.
  • Simeone no da propina en los restaurantes. Un camarero de un conocido restaurante de Madrid asegura que el entrenador argentino acudió a cenar la pasada noche al mismo acompañado del Profe Ortefga y del Mono Burgos. Después de ponerse hasta el culo y beberse entre los tres cinco botellas de rioja, los tres comensales se marcharon sin dejar propina. Esto demuestra claramente el cinismo e hipocresía del Cholo, que tanto habla de humildad pero es incapaz de dejar propina. Como prueba se aporta la factura de la cena, en la que no vendría reflejada la propina y en la que tampoco viene el nombre de los clientes… pero da igual, seguro que alguno se lo cree.
  • El Real Madrid y el Barcelona ficharan a toda la plantilla del Atlético. Como buenos hermanos los dos clubes se repartirán el próximo mes de junio a los 24 jugadores. 12 para cada uno, por poco más de 100 millones de euros. El Madrid se ha pedido a Diego Costa, a ver si de una vez tiene un delantero centro en condiciones. El Barça en cambio se ha pedido a Courtois, ya que Valdés, ese canterano que tanto siente los colores blaugranas, ha decidido salir por piernas para ganar pasta en el extranjero, y además, sin dejar ni un duro en las arcas culés por su traspaso. Los otros 22 jugadores se los irán repartiendo en los próximos meses. Miguel Ángel Gil duda entre disputar la temporada que viene con la plantilla de los juveniles o con la del Atleti B, ya que los dos grandes de nuestro fútbol podrían estar interesados también en unos 20 jugadores del filial rojiblanco.

Pensarán los que lean estas tres supuestas noticias que no son más que chorradas. Pero, ¿qué es si no la prensa deporiva española? Chorrada tras chorrada, día tras día. Cosas más absurdas que estas hemos leído, visto y oído. Y si el Atleti se pone líder, no duden que sacarán la artillería pesada.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here