Inicio Noticias del Atlético de Madrid Un lateral para todos los españoles

Un lateral para todos los españoles

0
Un lateral para todos los españoles

 Disputado ya el primer encuentro de la selección española en la fase final de la Eurocopa de Polonia y Ucrania, surgen los primeros debates. El pequeño seleccionador que cada español lleva dentro ya se ha puesto manos a la obra en la tarea de elaborar el once que para él debería haber jugado ante Italia o que, a partir de ahora, debe defender la elástica de la nacional. Más allá del debate del nueve o de la discusión sobre la necesidad o no de jugar con doble pivote, en «cholismo.com» queremos hablar de lo que nos toca directamente, de la posición donde uno de los nuestros podría disponer de minutos y, a nuestro juicio, hacerlo de manera más que solvente. Hablemos del lateral derecho.

En los bares de Madrid, en las máquinas de café de las oficinas de la capital española, en cualquier rincón en que hubiese un atlético que siguiese los partidos de su equipo, había una convicción desde Navidades: hoy por hoy, el mejor lateral derecho de España es Juanfran. Y ante esa convicción la respuesta de siempre, realizada por la misma gente de siempre, que ha visto los mismos partidos del Glorioso a lo largo del año que siempre (entre 2 y 4) y que opinan en base a lo que le cuentan los de siempre. Es normal que cada uno defienda lo suyo pero ¿hasta qué punto ser español y jugar en Real Madrid o Fútbol Club Barcelona es suficiente mérito para ir a la selección? Nadie pone en duda que son los dos mejores equipos del mundo, ¿quiere decir eso que los jugadores del resto de equipos son todos inferiores? Es lo que se desprende de la opinión generalizada del aficionado medio y de alguna que otra presencia chirriante en la expedición española en esta Eurocopa.

Repasemos los méritos de Arbeloa para ser titular en la selección. Se ganó el puesto en el Real Madrid debido al cambio de posición de Sergio Ramos al centro de la defensa. Es decir, ha sido el lateral derecho madridista durante todo el curso porque, básicamente, no había otro (en la retina de los fuboleros queda el «espectacular» despliegue realizado por Altintop en aquel Madrid-Barça de liga en el Bernabéu). Y en la selección, más de lo mismo: la terrible ausencia del mariscal Puyol ha hecho que Sergio Ramos haya tenido que desempeñar en el combinado nacional el mismo papel que ha tenido que asumir esta temporada en su club, y eso ha llevado a Arbeloa a ocupar la demarcación de lateral derecho también en la selección. Hasta aquí todo correcto, no hay precisamente un superávit de laterales en España y un tipo que está jugando al mayor nivel de exigencia posible durante todo el año parece más que apto para defender la banda derecha de la campeona del Mundo.

A finales de 2011 nadie ponía en duda que, en el caso de que Sergio Ramos no pudiese jugar en el lateral derecho de la Selección, ese lugar debería ser ocupado por Álvaro Arbeloa (más allá de experimentos «delbosquianos» como Montoya, jugador del Barcelona B que, sin haber debutado con el primer equipo, fue convocado por delante de cualquier jugador de Primera División). Un nuevo panorama surge con la llegada de El Cholo al banquillo del Atlético de Madrid. Lo que con Gregorio Manzano sirvió de parche para un partido en Granada, para Simeone se convirtió en puntal. La reconversión de Juanfran de extremo a lateral trajo el equilibrio, tanto defensivo como ofensivo, a una banda demasiado sometida a la inestable forma física de Silvio. Un lateral, el portugués, que había dado muestras de calidad y ‘savoir-faire’ en los minutos que había disputado con la rojiblanca, pero al que las lesiones no dejaban aguantar más de un partido por semana.

Juanfran, como Arbeloa, ocupa la posición de lateral derecho en su club, en definitiva, porque no hay otro. Sin demasiada confianza por parte de la grada, Juanfran comienza su metamorfosis a partir de conceptos defensivos. Se centra más en no fallar en defensa que en aportar en el ataque. Y a partir de ahí empieza a crecer, a ganar confianza, a subir la banda, a poner en pie a los atléticos, a evolucionar hasta explotar en los últimos minutos contra el Granada en el Calderón. El rival que vió a Juanfran debutar en su nueva demarcación sería el mismo que lo viese consagrarse. En los estertores de uno de esos partidos matinales de domingo, el jugador alicantino recorrió 50 metros sorteando rivales junto a la cal derecha para ponerle un caramelo a Falcao y que éste sentenciase (2-0) el partido.

A partir de ese día, no hay atlético que no defienda la «seleccionabilidad» del de Crevillente. Ha costado, pero finalmente, y gracias a la lesión de Iraola, un jugador del equipo campeón de la Europa League 2012, y 5º clasificado de la Liga BBVA, ha llegado a la selección española. Revisando los partidos del Atleti de la pasada temporada es difícil encontrar un solo error de Juanfran, que se ha convertido en un defensa sobrio y sin estridencias, seguro y sacrificado, valedor del antiguo credo que instaba a los defensas a defender, y no a saber cuándo y cómo hay que tirarse, hacer faltas tácticas o protestarle al árbitro.

Es decisión de Vicente Del Bosque quién debe ser el lateral de la Selección, pero desde «cholismo.com» defendemos la presencia en el once de un lateral que, creemos, supondrá una mejoría notable respecto al actual, tanto en ataque como en defensa. Porque tenemos un sueño, según el cuál habrá un día en que se valorará al futbolista español, no por los colores de la camiseta que viste, sino por su calidad futbolística.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here